Fin del mundo.

21/12/12

Patxoca/
Para ser el fin del mundo, hace un día precioso. Hay sol, no hace frío, y además es viernes, y último día de clases antes de las vacaciones. Si todos los fines del mundo van a ser como este, a mi póngame dos.
La terraza, inexplicablemente, está vacía, la calle también. En mis auriculares suena Bird Dog, folk blusero, por decir algo.
Chen sale a la puerta, a ver por que no llegan clientes, donde están todos? me pregunta, estarán despidiéndose le respondo yo, pensando en que es el último día de clase, e imagino a los alumnos organizando mini fiestas y despedidas en las aulas. Pero ella entiende que lo digo por el fin del mundo, e inquieta y murmurando algo en chino, vuelve a entrar en el bar.
He dado la última clase y ya he comido. Ahora fumo mi café en La Antigua Viña.
Oficiosamente, el mundo no ha acabado, pero oficialmente ha empezado el invierno, a las doce y doce.
La calle continúa extrañamente desierta. Extrañamente silenciosa. No como si algo estuviese por pasar, sino como si algo ya hubiese pasado.
Leo los titulares del diario a ver si encuentro alguna pista, pero nada. Nada? En EEUU se dispara la venta de mochilas antibalas para niños, Rajoy se felicita, él solo, por los logros en el primer año de gobierno, lo suyo es un récord: Hundir un país y quebrar un modelo social en tan poco tiempo! A Ramoncin, el rey del pollo frito, lo investigan por fraude. No no creo que ninguna de estas noticias sea la causa de este extraño desierto. En realidad no creo que ninguna de estas tonterías sea ni siquiera una noticia, pero con la fallida previsión del fin del mundo, es posible que los periódicos se hayan quedado sin nada que publicar. Visto lo cual apuro mi café, y saboreo la siesta que se me viene encima, que esta si que llegará, no como este Apocalipsis de pega.
Feliz invierno a todas, todos!

Bellos medios.

19/12

Patxoca/
Hay en catalán una expresión que me gusta muy especialmente: bell mig. Que traducida literalmente significaría: bello medio. “Som al bell mig de la setmana” lo que resulta: Estamos en el bello medio de la semana.
Y eso es exactamente lo que quería decir: hoy, miércoles, estamos en el bello medio de la mas bella semana, la última antes de las vacaciones de fin de año, que son las vacaciones del bello medio del curso.
Generalmente, “medio” tiene pocas virtudes, pocos méritos, se asocia a gris, poco interesante. Tipo medio, clase media, nivel medio.
Medio, se deriva hasta mediocre, pasa por mediano, se bifurca en medianera y acaba en mitad.
Sin embargo, hay otra ruta para llegar al bello medio. Estar en medio del huracán, en medio del mar, en medio de ninguna parte. Ese lugar, en donde volver o llegar es igual de difícil, de imposible, casi. Y sin embargo algunos vuelven y otros llegan.
Estar en medio de un beso, no es un lugar gris. A no ser que sea un beso gris de la cabeza a los pies, de punta a punta, de medio a medio.
En medio del desierto contigo, es un oasis entero.
La diferencia finalmente, radica en ser o estar. Ser medio no nos gusta, estar en medio, tiene lo suyo, de eso va la vida.
Bellos medios para todos y todas!

Que no se seque!

18/12

La Antigua Viña/

Frío razonable, sol lavado, martes. Día anodino donde los haya. Día que se pega en las caras de vecinos y vecinas, en la cara de los perros, en la cara de los niños y las niñas. Solo los policías siguen teniendo cara de lo que son: porreros a sueldo. Porreros de porra y no de porro, claro, aunque mas de uno porree por partida doble.
Martes hasta que te hartes. Último martes antes de navidad, menuda referencia. Pero quien piensa hoy en ese gordo barbudo, que se disfraza de rojo comunista, para esconder su alma capitalista.
Cada uno, cada una, camina hoy, siguiendo el rastro perdido de lo que fue, de lo que que quiso ser. Hay quien piensa: Que nos quiten lo bailado!. Sí, es verdad que nadie nos podrá quitar lo bailado, pero cuidado, porque nos están quitando lo que nos quedaba por bailar, que es siempre el mejor baile.
Y de bailes, contigo, nos estamos debiendo uno.
Pasa un cortejo fúnebre de coches negros por la avenida, en el primero va el muerto, los vivos le siguen detrás. Pasa una limusina en dirección contraria, los deudos la miran con ganas, puestos a celebrar, mejor la vida! Pasa un camión cementero con Obélix bailando impúdico, para que el cemento no se seque. Que no, que no se seque! Todos y todas removamos el cemento con el que nos sepultan, y bailemos en una limusina cantando: Que no se seque, que esta vida no se seque! Que esta vida rasguñe las piedras, hasta mi, cantaba Charly García, cuando la vida era tan sui generis.
Buen martes a todas y todos!

Déjà vu (Dejá vos)

16/12

La Antigua Viña/
En la escuela aprendí, como mi lengua, una lengua diferente de la que se hablaba y se escribía. Y que por si fuera poco, resultó ser, la lengua propia del reino del cual nos habíamos independizado, para devenir una república.
Pero en la escuela debíamos estudiar la versión oficial de la lengua -a pesar de que en mi país no existe una “lengua oficial”- y no la propia, la que hablábamos en casa, la que hablaba la maestra, la que hablaba el presidente, la que hablábamos todos, menos el cura, que por aquel entonces hablaba en latín.
Así pues, mi lengua materna es hija bastarda y republicana, de una madre monárquica y colonialista.
Pero esa lengua bastarda, me enseñó que el respeto, que a fuerza de sable, trabuco y cañón exigían -y exigen- los reyes, había que dárselo al amigo y tratarlo de vos, que es trato mayestático. Que el pasado, pasado está, si pasó hace cien años o hace un minuto, es igual, ya fue.
Esa lengua bastarda, sin una grafía clara, tratada como modismo o dialecto, esa lengua menor, que no es ni lengua, devino mi instrumento de pensamiento, generadora de afectos. Con ella crecí, amé, perdí, gané y emigré.

Así las cosas, os dejo un dialogo real de ese aprendizaje:

Maestra:
“A ver, che Jorgito, pasá al frente y decí el verbo “decir”, y ustedes, los demás, quietitos y calladitos.
Yo:
“yo digo, tu dices, él dice, nosotros decimos, vosotros decís, ellos dicen”
Maestra:
“Muy bien, veo que vos estudiaste la lección de hoy, podés sentarte.”
Yo:
“Señorita, una pregunta: Quienes son esos vosotros?”
Maestra:
“Ustedes”
Yo:
“nosotros?!”
Maestra:
“No, “vosotros” es “ustedes”. Cuando vos les hablás a tus compañeros, les decís “ustedes” en España de donde viene nuestra lengua, les dicen “vosotros”.
Yo:
“Ah. Y ese tu, quien es?”
Maestra:
“Vos”
Yo:
“yo?!”
Maestra:
“No! En España, en vez de decir “vos” dicen “tu”
Yo:
“Señorita, y porque en vez de aprender a hablar como los españoles, no aprendemos a hablar como nosotros?”
Maestra:
“Mirá, no te hagás el vivo y sentáte, si no querés quedarte castigado después de clase!”

Buen aprendizaje en la punta de la lengua, a todos, a todas!

Después del frío.

15/12

La Antigua Viña/

Después del frío, esta tibieza.
Hoy el sol nos calienta, y nosotros nos rascamos, allí donde nos pique. Hoy la calle pasea feliz. Hoy guardamos las tristezas en el cajón de los olvidos. Todos caminamos mas ligeros de ropa, ligeros de drama.
Pasa un pelo rojo furioso y bello, pasa un te quiero, dicho por teléfono, pasa un policía sin porra, eso quiere decir un niño con la cabeza entera. Pasa un plan para la noche.
La novia roja, va y viene, calle arriba, calle abajo. Su hombre, el amante de la ciencia ficción, tiene hoy, una falta en la libreta.
El encargado motero de la farmacia, se acerca caminando, lleva la moto a su costado, con toda la ternura que saben tenerle los moteros a sus motos.
A una niña negra le explota su globo verde. Ella se ríe, su padre también.
Una sirena turquesa me roba los ojos. Yo le imploro que me los devuelva. Pasa un equipo de limpieza del todo a cien, al completo, con cubos, fregonas, escobas, recogedores, todo nuevo de trinca. Ojalá frieguen el futuro de nuestros hijos, y lo dejen limpio como una patena laica y atea.
Pasa un regimiento de padres y madres con un batallón de hijos. A esta guerra me apunto, pienso yo.
Pasan terribles las dos adolescentes de la calle de La Cera, tan gitanas ellas, tan provocadoras de infartos, tan campeonas en recoger miradas. En la sombra de sus ojos, se esconde la sombra del Peret. Que suenen palmas por alegrías.
Llega un lagarto con su esterilla, sus gafas de sol, su crema bronceante, y el sol lo cubre a lametones.
Buen sábado a todos, a todas!

Palabras parecidas. (Más desamoros y errores)

15/12

La Antigua Viña/

Le dije yo defendiendo el territorio, que no es otra cosa el amor:

No es lo mismo lento que despacio. Ni se parecen rápido y veloz.
Despacio y veloz agitan noblezas.
Lento y rápido, resuenan a menos o demasiado, nunca lo justo.
Despacio es degustar un buen vino, una buena lectura, un buen amor.
Veloz es el rayo, nunca rápido.
Veloz es la gacela. Rápida es tu pregunta, pero veloz mi respuesta.
Rápido el mal amante, veloz el atleta, rápida es la fuga.
Raudo y veloz o rápido y a chorros, nunca se parecen.

Ella me escuchó paciente, y dijo:

Lento es el baile que quiero contigo, y que lento sea el amanecer a tu costado.
Lentos tus movimientos, rápido tu pensamiento.
Y si te marchas, vuelve rápido, aunque no seas veloz.
Porque despacio pasa el tiempo si tu no estás y lentas quiero las horas si estás conmigo.

Mis palabritas se cayeron como un castillo de naipes. Mi corazón, ni lento ni rápido, ni veloz ni despacio. Mi corazón, solo se agitó. Hay pulsiones que se comen las palabras. Pero palabras no faltan para eludir las flechas del amor.

Palabras diferentes, iguales deseos, dije.

Tranquilo el gesto y apresurado el aire que entra y sale de este viejo fuelle respirador. Aspiré sereno las pocas partículas de oxígeno que aún me dejaban sus ojos, y con un impulso turbado y acelerado, estrellé mis labios en la puerta de los suyos, cerrados para mi, ya para siempre.

Buenos sinónimos a todas y todos!

Foto de Patricia Ackerman

Foto de Patricia Ackerman. Gracias!

Déjese de toser!

14/12

Patxoca/

Tos, tos, tos… No quisiera ser mi vecino por las mañanas. Empiezo a las seis y no paro hasta el mediodía.
Algo bueno debe tener la tos, tanto expulsar tanto.
Quizá podría toser unos cuantos jueces corruptos, aquí, allá y acullá, toser tanta porra, tanta munición de diseño, toser un gobierno entero. Si fumo un poco mas, podría toser a todos los proxenetas, a todos los pederastas, limpiamente, higiénicamente, sobre un cleneex y tirarlos luego, prolijamente a la basura. Esputar ministros, violentos de genero, sórdidos recortadores, oscuros meapilas, blanquitos racistas, grises represores.
Esputar miles y miles de pelotas de goma y dejarlas picando, allí, donde les duela a todos estos esputados de mi sistema respiratorio.
Buena tos y pastillas de menta a todos y todas!