Yo mismamente.

Nací a mediados del siglo pasado, en Buenos Aires, Argentina.

Sin cumplir los 25 años, aterricé en Madrid, el 11 de septiembre de 1976 -el día de la diada de Sant Boi, supe después- Al día siguiente amanecí en Barcelona.  Fue un amanecer que duró dos semanas, y vuelta a Madrid hasta que en 1979 regreso a Barcelona y esta vez, planto raíces. Quizás fue la humedad relativa, pero las raíces prendieron con creces y aquí estoy, envejeciendo en la ciudad de los milagros.

De profesión, teatro y circo.

Escribir fue un defecto trabajado desde mi infancia. Primero escribía los guiones de mis juegos de guerras con soldaditos, luego di cuenta de otros juegos de guerra y amor que me deparó la juventud. Ahora ya con poca  guerra que dar ni contar, cuento crónicas desde la perplejidad y el desconcierto de vivir siempre lejos, de todo lo que está cerca.

Abro las puertas de esta vecindad, de esta calle, de esta casa y les invito a entrar, a hurgar, a revolver todo lo que se quiera, todo lo que se pueda, todo lo que se deje. A comentar lo oportuno y lo inoportuno.

Al salir, no cerreis la puerta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s