Error

Desamoros, desatintos y mas errores

La canción del suicida,
que loco de amor mató su corazón creyendo que era el de ella.
Titulo para un gesto,
para un instante.

Es abismo
el error,
es vacío.
Es la obstinación, que reniega de la curva
en el mismo instante de la caída.

El mundo es invención si estás del otro lado.

Cuenta el reloj,
el cuento del nunca se acaba,
pero se acaba.
Y la pipa se apaga.

En esta curva se estrelló un coche,
conté miles de veces,
sin saber que yo era conductor,
chasis, motor y curva.

No puedo estar allí si estoy aquí
me dijo mi propio cadáver,
saltando a las estrellas,
que estrellan la noche,
estrellándose la vida.

Fácil / Difícil

Descerrajar la madrugada a golpes de sol y luna.
Viajar a las estrellas, en cada charco nocturno.
Escalar las nubes, nadar los desiertos.
Eso es fácil si me miras.

Despeñarme entre las grietas de mi piel vieja,
Ahogarme en los murmullos,
perder mi alma con cuatro ases,
ante tu reina desnuda.
Eso es fácil si me cierras tus ojos.

Lo verdaderamente difícil,
es escapar al influjo -sea luz o sombra- de tu mirada.

Es esquivar la vida abierta de tu abrazo.

Desamoros

Desamoros, destallos y otros errores.

Cuantas calles cortadas impidieron el encuentro,
la caricia curadora que nos tocaría la espalda.
Abrigo de madrugada, cuando la luna sola,
duerme a mi costado.
Que geografía equivocada, fue el territorio
donde morí en tu guerra.
No es abrazo, no es caricia
ese roce con la ausencia.

Hay fuego a lo lejos y lejos toca tan cerca.