1964 / 2015. Con su permiso, don Jorge Luis… / Postales desde Ocata

Ya no seré feliz, y no se si no importa, Don Jorge Luis, aunque haya otras cosas en el mundo. Dicho esto, lo suyo sería apurar de un trago mi copa de whisky -seco, solo- pero la cuestión es que ya no bebo, tampoco puedo aspirar el humo de un rubio americano hasta inundarme los pulmones de placer y petróleo, porque tampoco fumo. Así que no me queda otra que seguir adelante, como pueda, con semejante órdago.
No se si lo fui, sé que no lo soy e intuyo que ya no lo seré, y de momento sí que me importa, solo trato, Don Jorge Luis, de encontrar el temple necesario para afrontar este crudo traspaso de testigo y seguir la carrera sosteniendo el ritmo, mire usted.
Sí, finalmente aprendí que un instante cualquiera es mas profundo y diverso que el mar, pero lo que no me queda claro, vaya usted a saber porqué, es que la vida sea corta.
Quizá es una suerte que todo deba ser borrado, tocado al fin, por las flechas del ángel del olvido, aunque todo sea nada, porque yo ya no seré feliz, y sí que me importa.
Es un decir, lo único cierto, y coincido con usted, es esta tristeza, mirando al mismo sur, desde esta otra ventana, desde este otro mar.
De la oscura maravilla que nos acecha, a día de hoy, solo aprendí el temor de la incertidumbre, y el dolor que deja el vacío de sus mordiscos.
Don Jorge Luís, le pido disculpas por jugar irreverente con sus palabras, pero es que hoy no encuentro las mías, y estas suyas las tengo clavadas en la vida, desde cuando solo le entendía a usted, las comas y los puntos.
Atenta y admiradamente, Jorge Aníbal, sin ningún don.

(Irreverencias sobre 1964 / II, de Jorge Luis Borges)

4 pensamientos en “1964 / 2015. Con su permiso, don Jorge Luis… / Postales desde Ocata

  1. Gabriel Alejo dice:

    Repetiré el comentario que te dejé en el FB: a mí me hubiera gustado que algún profe de literatura de los que tuve, hubiera hecho un análisis de texto como el tuyo. Es poesía dentro de la poesía. Muy grande, Jorge!

  2. Lectora dice:

    Jorge Aníbal, no se decirte si serás feliz, lo que no puedo negar es que sí eres Don, o don, tienes el don de interesar, de conmover, de danzar con las palabras, con las ideas, con las metáforas y con el sentimiento de quien te lee . Tenes Jorge Aníbal el don divino que sólo algunos elegidos tienen. No es suficiente haber leído mucho, ese don viene de una elegantísima sensibilidad con que fuiste contemplado sumado a mucho amar, mucho llorar y mucho vivir.
    Para mi eres Don , ojalá que eso te dé por lo menos 5 minutos de felicidad …
    Por favor corregí mis errores de español .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s