Islas del paraíso.

11/06

La Antigua Viña/

El sol golpea con mas ganas que fuerza. Yo me protejo en la isla de sombras que dibujan las palmeras disfrazadas de parasoles, en la terraza de La Antigua Viña, la brisa hace bailar los volantes ondulados que rematan sus bordes y el sol proyecta olas de sombra que van y vienen sobre las baldosas de la acera, a la orilla de mis pies.
Náufrago en una isla desierta en mitad de la calle, en el corazón de un pueblo seco.

Pasa un lagarto alto, con cresta y ojos rojos caminando de puntillas sobre las olas, de pronto se detiene y se queda inmóvil mirando mi isla, luego se lo piensa y sigue su camino. Pasan sirenas que hipnotizan aunque no canten, caracoles barrigudos echando humo por las narices y un cangrejo con cara de pocos amigos, caminando para atrás. Pasa un tiburón lento mirando a diestra y siniestra buscando una sirena disponible, pasa un marinero flaco, con argollas que le cuelgan de la nariz, de las cejas y de las orejas, navegando en un diminuto patinete sin velas. Pasa el sobrino de Popeye en su yate de una plaza, empujado por una ballena blanca sonriente y orgullosa.
Fauna marina en el mar de asfalto y cemento. En el cielo quemado, sobrevuelan gaviotas depredadoras hambrientas.
Fumo mi café salado, bebo mi humo arenoso, mientras espero que vengas a rescatarme. O a naufragar a mi lado. Que también vale.
Buenas olas a todas, todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s