Tangueando que es lunfardo.

10/06

desde el salón abierto al mundo/

Mañanita tanguera con Beata Söderberg, chelista tangómana, al decir de Kevin Johansen, sueca y bella allí donde las haya, si es que hubiera alguna mas. O después de ella rompieron el molde,  que decían y dicen en mi pueblo.
Mañanita escuchadora, mañanita soleada y tranquila.

Corre la brisa ventilante pasillo adentro y se mete indiscreta en las habitaciones vacías, se arremolina en las esquinas despuntadas de alguna foto vieja, mientras se bailan los abrigos colgados en sus perchas, a media luz y puerta entreabierta.
Anda la casa buscándose las cosquillas en un 4/4 apretadito. Sin nostalgia, solo por darse el gusto de un compás cadencioso, arrebatado por Beata.
El mediodía clava su sol sin sombra sobre el barrio, como una pica en Flandes. Ya no hay retorno y el clima avanza y ocupa plazas y calles, ocupa rincones y solares baldíos, ocupa las esquinas y los chaflanes, solo cabe esperar que no lo desahucien por impago, ni bajas calorías.

Tantos años tuvieron que pasar para que escuchar un tango dejase de ser un acto traicionero urdido en la nostalgia y pueda ser finalmente un acto musical. Íntimo, bello y alegre.
Buenos compases a todas, todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s