Destemplados.

08/09

Desde la frontera del verano/

Sábado, y el cielo explotó.
Una lluvia feroz, animal, inundó la ciudad. Cayó a degüello y quemó con agua el fuego último del verano. También ahogó voces y palabras y desbordó los torrentes sanguíneos del barrio.
Luego, volvió a ser solo cielo.

Ahora el aire se llama otoño y nos pone el alma en camisón.
Los paraguas se han cerrado, vecinos y vecinas abrimos los ojos, pero ya nada es igual.
Hemos transitado en un torrente las fronteras del clima.

De aquí en mas nos adentraremos en la ruta de la lana. Exploraremos las geografías de interior, cambiaremos la arena por las alfombras y al mar por el fuego del hogar, o el filamento de las estufas, cada cual con sus soles de ocasión.

Suene la orquesta!
Son estos los últimos bailes de las cortinas del barrio, con los últimos acordes, vendrán los días de cristales y velas quietas.
Se cerrarán las ventanas, los balcones y se contarán secretos. Se cocerán guisos y potajes.
Se ejercerán los amores bajo las nubes de pluma de los edredones,

Pero hoy amanece este domingo perplejo y fresco, y el sol nos dice que no está muerto quien se asoma, y que aún vendrán días de piel y playa.

Si me dan a elegir, prefiero el jersey a las camisetas y las botas a las chanclas, porque al revés que las bicicletas, las ciudades no son para el verano, y mi barrio no es una excepción.
Pero menos me gustan los desalojos y ver a este sol atrincherado y resistente me vuelca el corazón solidario y grito por él: Vamos todavía! Aguante febo y caliénteme la cabeza!

Es la esencia de las tragedias, dar feroz batalla, sabiendo que está perdida.
Serán los días de entretiempo dicen, como si se tratase de una estación baldía, de un secano brumoso donde bailarán los tirantes con las cazadoras, las bermudas con las perneras, los pelos de la lana con las epidermis depiladas.
Contrastado, no vacío / Contrastado está mi barrio / por los fríos y calores de las grandes pasiones y desgracias/ casi canta esperanzado Miguel Hernández.

Buenas y frescas, para todos y todas.

Fotografía de Patricia Ackerman

Fotografía de Patricia Ackerman

2 pensamientos en “Destemplados.

  1. Lectora dice:

    Estava pensando en tus musarañas , tus silencios interiores cuando de pronto se desató este chaparrón y las musarañas se transformaron en musas inspiradoras mismo que no sean lindas doncellas sino tempestades.

    Bienvenido el otoño entonces …

    • Gracias Silvia! Si, bienvenido otoño, y bienvenido este clima de contradicciones, de contrastes… Y también el momento en que los hemisferios se hermanan en temperaturas parecidas, aunque unos vamos camino al invierno y otros camino al verano.
      AbraZo entre playas y chaparrones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s