Porque hoy es sábado

22/09

La Antigua Viña

Sábado por la tarde. Las mozas han crecido unos diez centimetros de media. Plataformas o tacones de aguja impolutos desde donde la sensualidad se asoma a la noche inminente.
Ellos se han afeitado tan a fondo que la piel se ha vuelto cristal, donde ellas se reflejan en el instante antes del beso. Cierro los ojos, la calle se ha llenado de fragancias, colonias, lociones, perfumes que transitan, se entrecruzan se mezlan o se rechazan. Vinicius de Moraes cantaba: “porque hoy es sábado…” Ahora lo imagino sentado a mi lado, con su botella de whisky en la mesa y su poesía rebosando su vaso, mientras nuestras miradas trepan por las piernas de autopista de esa muchacha de nombre Deseo.
El sol es una franja roja en un horizonte de cemento vibrante. De mi portal sale una vecina, acicalada para la fiesta, con zapatos negros de gamuza, con lazo en el tobillo y tacones hipodérmicos plateados, y la bolsa de basura en la mano… Toda una metáfora, pienso.
Pasa un grupo de mujeres paquistaníes, con sus atuendos tradicionales, entre ellas, una niña de unos diez años con sandalias de tacos altos, lleva un bebe de días en sus brazos. Sus tobillos demasiados frágiles e inexpertos balbucean a punto de quebrarse y a mi se me encoge el alma, y en este preciso momento, como por arte de magia, se han encendido las farolas. La noche queda inaugurada.
Porque hoy es sábado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s